Salines d’es Trenc / Salines de Llevant

Mallorca es uno de los destinos vacacionales más populares para los alemanes, y se ha corrido la voz de que la isla balear también ofrece impresionantes atracciones lejos de las playas y los lugares de moda. Uno de los puntos más destacados son las montañas de sal blanca de Ses Salines, que se pueden explorar en excursiones turísticas.

Un ecosistema apasionante

Las interesantes visitas guiadas a las 140 piscinas de sal de las Salinas de Levante tienen lugar cuatro veces al día, durante las cuales los visitantes recorren las piscinas por estrechas pasarelas. Al comienzo de la visita de 90 minutos, se explica la extracción de sal y se distribuyen prismáticos. La mayoría de las veces, los prismáticos se utilizan rápidamente, ya que el recorrido por las salinas no sólo enseña mucho sobre la extracción de la sal, sino que también es una experiencia natural impresionante. En los bordes de las cuencas crecen arbustos, carrizos y juncos, los zancudos se pasean orgullosos por las charcas y tampoco son raras las bandadas de flamencos. La abundancia de especies de aves hace de las salinas de Mallorca un ecosistema precioso.

Alternativa

Tan impresionantes como las grandes Salinas de Levante son las más pequeñas Salinas de S’Avall, en las afueras de la Colonia de Sant Jordi. También aquí los visitantes aprenden todo sobre la producción de sal y, opcionalmente, pueden asistir a una degustación.