Santuari de Lluc

Localización

Desde Palma, conducirá aproximadamente una hora hasta el Santuari de San Lluc. La distancia es de 48 kilómetros. La ruta te lleva fuera de la ciudad por la Ma-13a. Continuar por la Ma-13 hasta poco antes de Inca. Allí se gira hacia la Ma-13a, que le llevará alrededor de la ciudad hasta la Ma-2130. El Santuari de Lluc está situado a 525 metros de altitud en el municipio de Escorca.

 

 

Precios, horarios y eventos

La visita al Santuari de Lluc no está sujeta a ningún horario de apertura. Sin embargo, sus salas albergan, entre otras cosas, un museo que está abierto a los visitantes todos los días de 10:00 a 18:00. La entrada al museo es de 5,00 euros. El famoso coro de chicos «Els Blauet» entona sus canciones durante el horario escolar diariamente a las 11:15 y a las 16:45. También se canta en el servicio nocturno a las 19.00 horas y los domingos a las 11.00 horas. El Santuari cuenta con un albergue de peregrinos y un camping. Una fecha fija en el año es la gran marcha de la peregrinación, que siempre tiene lugar el primer sábado de agosto. El 10 de agosto, danzas, folclore y una misa conmemoran al Papa León XIII, que elevó la estatua de la Virgen del Santuari a patrona de la isla.

 

La Madonna consigue un hogar

La zona donde se construyó el Santuari de Lluc se consideraba un lugar sobrenatural de poder en la antigüedad. Los vestigios atestiguan la labor de los chamanes de la época megalítica, los druidas y las primeras fundaciones de monasterios por parte de los templarios. En 1229, un pastor llamado Lluc encontró la figura de madera tallada de una Virgen negra en una grieta junto a un arroyo. Lo llevó a Escorca, donde el cura le dio un lugar de honor en la iglesia. Al día siguiente estaba de nuevo en la grieta. Y de nuevo la llevaron a la iglesia. Y de nuevo desapareció. Por fin los cristianos de Escorca comprendieron que la María Negra quería trabajar en el lugar donde había sido encontrada. Y le construyeron un santuario: La célula primitiva del Santuari de Lluc.

 

 

Zona segura de Franco y lugar de peregrinación

Sólo hay tres Madonnas negras en toda España. Se considera que tienen poderes especiales de protección y curación. «Sa Morenita», la pequeña negra, como se conoce cariñosamente a Santuaris Maria, goza de una ferviente veneración entre los isleños. Es una tradición visitarla regularmente. En total, casi un millón de visitantes y peregrinos acuden a este lugar sagrado cada año. El Santuari de Lluc fue una zona protegida durante el franquismo, donde se podía preservar la lengua y la cultura catalanas.

El coro de chicos «Els Blauet», llamado así por sus sotanas azules, es mundialmente famoso. Sus raíces se remontan al siglo XIII, la fundación real del coro tuvo lugar en 1450. Además de la propia Virgen, se puede visitar la basílica, así como un museo que expone objetos arqueológicos, figuras religiosas, pinturas, cerámicas y folclore. También merece la pena ver el jardín del monasterio y el reloj de sol múltiple que data de 1991: muestra la hora de Europa Central, el horario de verano de Europa Central, las horas de oración y las horas de Babilonia.

 

Con el Santuari de Lluc conocerás el centro espiritual e intelectual de la isla de Mallorca. Desde este lugar de poder, los mallorquines han recibido consuelo y valores interiores durante siglos. Una visita al Santuari te enseña lo intacta y viva que puede estar una tradición casi milenaria.

 

El Santuari de Lluc es el lugar de peregrinación más importante de la isla de Mallorca, un antiguo centro espiritual que sigue desempeñando un papel importante en la vida religiosa de los mallorquines. Su ubicación en la sierra de Tramuntana, rodeada de los picos más altos de Mallorca, es única y majestuosa. El famoso filósofo Ramon Llull describió la situación geográfica del Santuari de Lluc como uno de los lugares de poder más poderosos del mundo. Una visita a los Santuaris le hará darse cuenta de lo fuerte y unificadora que ha sido la fe cristiana en Mallorca y de cómo sigue marcando la vida de la gente hoy en día.